Archivo | Primavera RSS feed for this section

Dulce y salado

18 Abr

Cuando vivía en Londres, compartía piso (y habitación) en la zona de Bayswater, justo detrás del centro comercial Whiteleys. La guardería en la que trabajaba estaba en el barrio de Notting Hill, en Ladbroke Grove, así que tenía la increíble suerte de poder ir y venir del trabajo andando. Muchas veces, antes de volver a casa me gustaba darme un paseo por el barrio, así fue cómo descubrí Ottolenghi. Nunca me animé a entrar, porque generalmente iba con el uniforme manchado de pintura, mocos o el vómito de algún niño y aquél lugar invitaba a algo más especial. Dicen que cuando abandonas un lugar, siempre tienes que “dejar algo por hacer” que sea lo que te invite a volver. En el caso de Londres es visitar Ottolenghi.

Hace un par de años compré su primer libro de cocina, que es una delicia para los sentidos, puedes verlo AQUÍ

Y recientemente, leyendo la experiencia de Iban Yarza en su blog y más concretamente, viendo su intervención en Robin Food, me piqué y compré el segundo, lo puedes ver AQUÍ.

De “Plenty”, este segundo libro, he sacado la receta que os presento a continuación y que me ha servido para enseñar a los niños la diferencia entre salado y dulce y cómo un mismo ingrediente (en este caso la sandía) puede utilizarse tanto para platos salados como dulces.

Primero colocamos la sal en un plato y el azúcar en otro e intentamos diferenciarlos únicamente através de la vista:

Y preparamos nuestra ensalada a base de sandía, queso feta, albahaca y cebolla, aliñada con un chorrito de aceite de oliva y sal.

Al parecer, uno de los aspectos más interesantes en la preparación del plato es ver cómo flotan en el agua las hojas de albahaca:

Para el contraste dulce, preparamos un zumo de sandía. Simplemente pusimos en la batidora sandía, azúcar y un poquito de agua. Una bebida refrescante para los meses de verano y que a todos los niños les gustó muchísimo:

Anuncios

Primavera: Mariposas

5 Abr

Sólo una breve nota para una idea con papel cebolla:

Haces un pequeño agujerito (con un alfiler) en las alas, introduces hilo de pita y ¡ya tienes unas mariposas voladoras!

Gaudí: Casita para jugar reciclada

3 Abr

Esta semana la inspiración me ha llegado de mis años en Barcelona. Quería aunar conceptos como la primavera, el arte y el reciclaje. Ya que Gaudí se basaba en elementos naturales a la hora de erigir sus obras, se me ocurrió que podríamos diseñar una pieza arquitectónica al estilo del maestro modernista:

Primavera: Macedonia de frutas

31 Mar
Esta vez me llevé al taller un postre de esos que pertenecen al recetario familiar y que se transmitirán de generación en generación. La llegada de la primavera nos pedía a gritos un plato fresco, natural y lleno de color, así que preparamos una deliciosa macedonia de frutas, COMO LAS DE MI MADRE  🙂
Cortamos fresas, melocotones en almíbar, peras y plátanos:
Cortamos de formas muy diferentes:
Pero siempre con glamour:
Preparamos una salsa con zumo de naranja, leche condensada y el almíbar de los melocotones:
Y lo servimos en vasitos individuales:
¡Que te aproveche!

Primavera: Flores de “cartón… higiénico”

27 Mar

A ritmo de “La primavera” de Vivaldi hemos creado flores con el cartón de los rollos de papel higiénico. Hemos celebrado la llegada de la nueva estación ¡reciclando!

La idea para estas flores de cartón la he encontrado en múltiples blogs, pero el que más me gusta es el de Ilaria Chiaratti, lo puedes ver AQUÍ y su página en flickr con el espectacular resultado de su proyecto AQUÍ

Preparamos el material…

Es tan sencillo como recortar los “pétalos” del rollo de papel higiénico:

Colorear los pétalos y encolarlos. Los podemos sujetar con pinzas mientras la cola se seca:

Y para terminar, nosotros les atamos un hilo de pita para poder colgar nuestras flores de donde queramos: