Archivo | Educación RSS feed for this section

Oceanía (I): Palos de lluvia y banderas de Australia

5 Jul

Preparen sus pasaportes, facturen su equipaje, abróchense los cinturones… y… ¡despegamos!

Primera parada: Oceanía, concretamente Australia.

Pintamos la bandera australiana:

… o algo así…

Después pintamos dibujos sobre el papel simulando el arte de los aborígenes australianos, todo con puntitos. En lugar de pinceles utilizamos la goma de borrar que viene acoplada a algunos lapiceros. La idea de pintar con la goma de los lapiceros la saqué del mágico blog Holamama:

… aunque la paciencia es una virtud de la que no todos disponemos…

… ahora toca reciclar rollos de papel de aluminio, de celofán, de papel higiénico… Para conseguir el sonido de la lluvia ponemos arroz dentro del tubo y envolvemos con papel film ¡y nos aseguramos de que no se escapen! De hecho, yo lo que hice fue:

1. Envolver con film todo el rollo

2. Hacer un agujerito en uno de los extremos para meter el arroz

3. Volver a envolver con el film.

Para finalizar envolvemos los palos de lluvia con nuestras obras de arte y ¡listo!

Anuncios

¿Patata o tomate?

13 Jun

Ayer hice un comentario en otro blog y me acordé del vídeo del paso de Jamie Oliver por los Estados Unidos.

Confío en que, al menos, mis clases sirvan para evitar esto:

Lo que aprendí en la guardería:

30 May
  1. Share everything.
  2. Play fair.
  3. Don’t hit people.
  4. Put things back where you found them.
  5. Clean up your own mess.
  6. Don’t take things that aren’t yours.
  7. Say you’re SORRY when you HURT somebody.
  8. Wash your hands before you eat.
  9. Flush.
  10. Warm cookies and cold milk are good for you.
  11. Live a balanced life – learn some and drink some and draw some and paint some and sing and dance and play and work everyday some.
  12. Take a nap every afternoon.
  13. When you go out into the world, watch out for traffic, hold hands, and stick together.
  14. Be aware of wonder. Remember the little seed in the Stryrofoam cup: The roots go down and the plant goes up and nobody really knows how or why, but we are all like that.
  15. Goldfish and hamster and white mice and even the little seed in the Styrofoam cup – they all die. So do we.
  16. And then remember the Dick-and-Jane books and the first workd you learned – the biggest word of all – LOOK.”

Ahora en mi mesita de noche…

12 May

y en mi memoria la colección de fotografías de Dina Goldstein, algunas de sus “Fallen princesses”:

The blue school

22 Abr

Había una vez tres hombres azules que triunfaban en Las Vegas con su espectáculo y un buen día decidieron montar una guardería infantil:

Esta es la página web del centro:

http://www.theblueschool.org/

Punset y Alison Gopnik

20 Abr

El domingo pasado “haciendo zapping” me enganché (sorprendentemente) a un documental de La 2 titulado “La ciencia de los bebés”. Como para cuando lo empecé a ver ya estaba a medias y tenía ganas de ver el resto, lo busqué en internet (ejem) y en mi camino descubrí otro vídeo, en esta ocasión del programa de Punset, “Redes”, en el que entrevistaba a Alison Gopnik, autora del libro “El filósofo entre pañales”

Muy interesantes los dos.

 El de Redes lo puedes ver AQUÍ

Dulce y salado

18 Abr

Cuando vivía en Londres, compartía piso (y habitación) en la zona de Bayswater, justo detrás del centro comercial Whiteleys. La guardería en la que trabajaba estaba en el barrio de Notting Hill, en Ladbroke Grove, así que tenía la increíble suerte de poder ir y venir del trabajo andando. Muchas veces, antes de volver a casa me gustaba darme un paseo por el barrio, así fue cómo descubrí Ottolenghi. Nunca me animé a entrar, porque generalmente iba con el uniforme manchado de pintura, mocos o el vómito de algún niño y aquél lugar invitaba a algo más especial. Dicen que cuando abandonas un lugar, siempre tienes que “dejar algo por hacer” que sea lo que te invite a volver. En el caso de Londres es visitar Ottolenghi.

Hace un par de años compré su primer libro de cocina, que es una delicia para los sentidos, puedes verlo AQUÍ

Y recientemente, leyendo la experiencia de Iban Yarza en su blog y más concretamente, viendo su intervención en Robin Food, me piqué y compré el segundo, lo puedes ver AQUÍ.

De “Plenty”, este segundo libro, he sacado la receta que os presento a continuación y que me ha servido para enseñar a los niños la diferencia entre salado y dulce y cómo un mismo ingrediente (en este caso la sandía) puede utilizarse tanto para platos salados como dulces.

Primero colocamos la sal en un plato y el azúcar en otro e intentamos diferenciarlos únicamente através de la vista:

Y preparamos nuestra ensalada a base de sandía, queso feta, albahaca y cebolla, aliñada con un chorrito de aceite de oliva y sal.

Al parecer, uno de los aspectos más interesantes en la preparación del plato es ver cómo flotan en el agua las hojas de albahaca:

Para el contraste dulce, preparamos un zumo de sandía. Simplemente pusimos en la batidora sandía, azúcar y un poquito de agua. Una bebida refrescante para los meses de verano y que a todos los niños les gustó muchísimo: