Archivo | agosto, 2011

América (II): Brasil

16 Ago

Viajamos a ritmo de samba hasta… ¡Brasil!:

Llenamos botecitos con arena de las playas de Brasil:

La mayoría de los niños coincidieron en concluir que ésta fue una de sus actividades favoritas, a pesar de que durante la realización de la misma, tuve que aguantar numerosas quejas sobre lo tedioso que resulta colorear la sal con las tizas.

También cocinamos pseudo-brigadeiros. Los brigadeiros son unos dulces típicos de Brasil, la receta real la podéis encontrar en el blog Dulce Delight. Me encanta la estética del blog y la forma en la que Raiza presenta todas las recetas de forma original y divertida. Aquí nos introduce a la elaboración de los brigadeiros, pero como os he comentado en alguna ocasión, yo no dispongo de chapa ni horno, así que nos limitamos a mezclar ingredientes. Tratándose de leche condensada y almendra molida, era difícil no relamerse los dedos a pesar de que no respetáramos la receta original:

Para finalizar, visitamos las cataratas del Iguazú. La idea para esta actividad la saqué del blog cinco estrellas: Teacher Tom, de visita obligada para cualquier persona que trabaje en educación.

Por temas de presupuesto, yo diluí la témpera en agua, pero si tienes la oportunidad, es mejor trabajar con la pintura directamente del bote, de lo contrario, es prácticamente imposible que se seque el dibujo. Una actividad muy divertida:

América (I): México

15 Ago

Comenzamos dibujando la bandera mexicana:

y después pasamos a buscar por el taller objetos que nos ayudaran a dibujar círculos concéntricos:

con los que construir nuestro Calendario Maya:

Vida

11 Ago

No puse un “cerrado por vacaciones”, ni avisé que iba a aparcar el blog unos días. No pude, no me dio tiempo, todo apareció de repente.

Este año ha venido cargado de experiencias vitales.

Ahora estoy de vacaciones, me quedan muchas actividades por subir, lo iré haciendo poquito a poco, cuando vaya encontrando huecos para escribir.

Esta planta se la regalé a mi amama (abuela) hace algunos años. Era una especie de cactus con forma de corazón. Ella murió el día de Reyes de este año, yo sigo cuidando su planta. Ahora son tres corazones. Así son las abuelas, siempre te acaban devolviendo más de lo que les diste tu a ellas.